INICIO NOTAS DE PRENSA NOTAS INFORMATIVAS A MEJORAR VIDEOS PROPUESTAS AL PLENO
 
 
30/12/2016 PRIMERA INTERVENCIÓN
DEBATE DEL ESTADO DEL MUNICIPIO AÑO 2016
 
  
      
 
 



Buenas tardes a todos, Alcaldesa, miembros de la Corporación a todos los oyentes. En primer lugar, desear a todos Feliz Navidad.
Entendemos que deberíamos abordar este debate desde un enfoque lo más objetivo posible, para lo cual habría que analizar una serie de variables, como por ejemplo ver si se ha avanzado en estos 18 meses, y ver hasta qué punto el entorno, la situación de la ciudad ha condicionado la labor política del gobierno. En nuestra opinión, Aranjuez en general no está mejor hoy que el 13 de junio de 2015, y estoy convencido de que gran parte de ribereños no necesitan debate alguno para llegar a conclusiones parecidas.
Los ciudadanos el 24 de mayo de 2015, contrariamente a lo que dice usted señora Alcaldesa, no decidieron que gobernara la “izquierda”, ni la “derecha”, ni que nos enfrascáramos en absurdas guerras de bloques (derecha, derechita, izquierdita…) Los ciudadanos pidieron CAMBIO, sí, pero no en forma de cambio de cromos… pidieron cambio en forma de ACUERDO. Creemos que se precipitaron al encarar la investidura sin pacto alguno, con el solo soporte de su partido, sin consensuar siquiera unas líneas maestras conjuntas con otros grupos para sentar unas bases y poder trabajar. Gobernar sin ser siquiera el grupo mayoritario requiere una capacidad de diálogo enorme, y creemos que no la tiene. Y si la tiene, se cansa rápido de dialogar. Su investidura se cimentó más en el rechazo a otro que en apoyo a usted, y con esos mimbres no puede salir un buen cesto.
En una de las primeras reuniones que tuvimos usted (ya como alcaldesa) y yo como portavoz, pudimos tener un diálogo franco sobre la gobernabilidad. Sin necesidad de integrar gobierno alguno, pues también entendimos donde nos habían puesto los ciudadanos tras las elecciones, les ofrecimos apoyo en la consecución de unas líneas maestras, de unas cuestiones DE ESTADO, porque ya teníamos claro que esta no era una legislatura más, Aranjuez no podía permanecer estático, pues cuatro años de parálisis serían letales para Aranjuez. Hoy sabemos hasta qué punto esas impresiones estaban fundadas. Y estas ideas fuerza, estas cuestiones básicas para Aranjuez, debían conseguirse en estos cuatro años. Sí o Sí, más allá del folclore político. Basta echar un vistazo a los programas electorales, casi todos coinciden en un armazón básico. Hablamos de proyectos nucleares, indispensables, que devolvieran a Aranjuez al lugar dentro de la comunidad de Madrid que nunca debió perder. Vamos a hacer un somero repaso de lo que ha sucedido en estos 18 meses con ello
Uno de ellos es el proyecto de la Plataforma Logística Intermodal. Hemos insistido mucho con él en todo este tiempo, pues Aranjuez ha perdido capacidad competitiva respecto a otros municipios de nuestro entorno, que sí que hicieron sus deberes en su momento y ahora enfocan el cambio de tendencia económica con una evidente ventaja sobre nosotros, con grandes masas de suelo industrial catalogado y sobre todo, urbanizados, listos para albergar instalaciones industriales. Sin embargo, sí podemos ser competitivos en situación estratégica, ser puerta de entrada a la meseta sur, Andalucía y Levante, y tener una infraestructura ferroviaria pre-existente. A esto habría que añadir la cercanía al área metropolitana de Madrid, el tercer ferropuerto a nivel mundial tras París y Tokio y la necesidad que tiene la capital de España de dar una salida al problema de Abroñigal. En 2010 Fomento finalmente decidió apostar por la construcción de un centro intermodal, con una inversión inicial de más de 13 millones de euros y 8,5 en una segunda fase centrada en la urbanización de la zona logística, mediante un programa de colaboración público-privada con el concurso de varias empresas del sector.
Hace justo un año, ante la dificultad del 53% privado para encontrar financiación, nos enteramos de que se resolvía el contrato para la creación de esta plataforma por parte de ADIF. Tuvimos una reunión con el Secretario de Estado de infraestructuras a la que asistimos, donde se nos dijo que ADIF no estaba para perder dinero, y que si queríamos que se hiciera un nuevo contrato debíamos buscar más socios comerciales. Paralelamente, en otros lugares sí fructificaban proyectos similares, como en Alcázar de San Juan. Ahí, casi al tiempo se presentaba la Plataforma Logística Mancha Centro, contando con un amplísimo soporte institucional, con un área de influencia de más de 50 municipios entre los que se encuentra Aranjuez. Además, la Comisión Europea confirmó a Alcázar dentro de la RED transeuropea de transporte de mercancías, como nodo principal entre el corredor central (Algeciras-Francia) y el Atlántico-Mediterráneo (Valencia-Portugal) por carretera.
Ahí contemplan cifras de 10 puestos de trabajo por cada mil metros cuadrados. En Aranjuez, con 34 hectáreas, nos habríamos ido a 340-350 puestos de trabajo directos, más otros cientos indirectos, la posibilidad de abaratar costes para nuestras empresas (en transporte de mercancías) de entre un 20 y un 30% y la posibilidad de contar con un servicio de aduanas como sí contará Alcázar y garantizará las exportaciones de sus propios productos.
En resumen, una vez más, nos han vuelto a comer la merienda. Cambian los gobiernos, pero lo que nunca cambia es que Aranjuez acaba siempre perdiéndolo todo. En mayo de este año volvimos a preguntar por este asunto, y nos dijeron que habían tenido reuniones con la Comunidad de Madrid para buscar la colaboración de privados en un nuevo proyecto. Sin embargo, recientemente hablan ya de pedir a ADIF que asuma los coste de esta infraestructura. Noticias inquietantes que evidencian que no se ha sabido o podido lograr la complicidad del resto de instituciones o de privados.
Hablamos de la imperiosa necesidad de mejorar nuestras infraestructuras de transporte. Aranjuez, ha perdido comunicaciones por tren y las que mantiene por carretera están muy deterioradas. Una ciudad no puede competir por atraer inversiones ni visitantes con unas entradas a la ciudad propias de los setenta, con una entrada sur de aspecto suburbial indigna de una ciudad como Aranjuez y una entrada norte flanqueada por ruinas y áreas abandonadas. Eso, por no hablar de la entrada por la prolongación del Paseo del Deleite y los accesos a Cortefiel, absolutamente tercermundistas, además de los cuellos de botella que suponen los puentes históricos de la Reina y Largo.
Hablar de la estación de ferrocarril daría para un debate entero. En 2007 se anunció a bombo y platillo una lluvia de millones, en vísperas electorales, con colocación de carteles y visita de ministra que tras pasar las elecciones desaparecieron sin dejar rastro. En 2011, año electoral y como el Guadiana, volvía a aparecer el proyecto, con 12 millones de euros de inversión, de recuperación del edificio de viajeros, adaptación de andenes a las modernas unidades Civia y de un nuevo paso inferior y ascensores que permitiesen a las personas con problemas de movilidad acceder a los tres andenes y 5 vías operativas, con un coste de 5 millones de euros. Al acabar la segunda fase, tras una baja absolutamente temeraria que desde acipa denunciamos (de 2,8 millones a los 1,4 que realmente se invirtieron) las obras quedaron a medias, y se quedaron en el limbo los otros 7 millones que debía invertir el Ministerio. Nuevamente, tras las propuestas aprobadas que recurrentemente llegan a este pleno, tenemos que seguir reclamando unas infraestructuras necesarias para hacer accesible nuestra estación. Y no solo nuestra estación, sino también el grotesco aparcamiento exterior, entre malezas, escombros, charcos y oscuridad. No dudamos de su empeño para lograr estos objetivos, pero viendo el “éxito” logrado en el ruego que le hicimos hace más de un año para al menos abrir la verja cerrada entre la estación y el parking exterior, evitando a los viajeros un rodeo tremendo, entenderá que no seamos muy optimistas. Aranjuez tiene problemas propios, nos parece bien que se implique al resto de municipios de la C-3, pero los únicos con estación histórica que limita las actuaciones somos nosotros.
Lo mismo se puede decir con la estación de autobuses interurbanos, nombre pomposo para algo que no es más que un pequeño local. Si ya la instalación en la fachada de un cartel con los horarios en la anterior legislatura fue una odisea, la instalación de una marquesina para que los viajeros no se mojen durante los temporales de lluvia debe ser una labor hercúlea. Es increíble que Aranjuez y sus 60.000 vecinos no cuenten todavía con una terminal de interurbanos digna al menos de llamarse así. Sin perder su centralidad, podría pasar a ser una parada más instalando la terminar en el tranzón del ferial, o buscando otras alternativas (con mejor interconexión con las líneas urbanas) pero lamentablemente no le hemos escuchado propuesta alguna en este tema.
Como decíamos, Aranjuez tiene mucho suelo pendiente de desarrollar, reúne condiciones para atraer inversiones, pero un año tras otro seguimos oyendo hablar de los mismos proyectos. Hemos preguntado insistentemente por el estado de ejecución de estos espacios, alarmados por la parálisis, por esa pérdida de capacidad competitiva que acumulamos. El sector IX, parcialmente ocupado por la planta de Cortefiel, sigue criando cardos, cuando es un espacio fundamental para poder atender a las necesidades de la planta logística. Nos contestaron que estaban tomando contacto con posibles empresas interesadas, pero de esto hace casi un año. Y mientras tanto, en Tarancón tienen un enorme polígono, Senda de los Pastores, completamente urbanizado, con naves ya construidas de 25.000 metros cuadrados, contiguas a la A-3, que ya se han llevado un “pellizco” de Cortefiel, y están listos para llevarse lo que queda, si les dejamos. Estamos jugando con fuego.
Aunque sin duda la palma se la lleva el desarrollo de Puente Largo. Un futuro parque industrial y tecnológico de 222 hectáreas del que se lleva hablando tres décadas, y que cada mes de diciembre, fecha de estos debates, resucita para después volver al letargo. Resucitó en el debate de 2008, volvió de nuevo en el de 2009 para hablar de la Ciudad de Indra, volvió a aparecer en 2010, con la ratificación del protocolo entre la estatal SEPES (propietaria del suelo) y el Ayuntamiento. Vuelta a la palestra en 2012 y en 2014, en este mismo debate, hace exactamente 2 años, se hablaba de la solución a la parálisis de su tramitación gracias a un plan de sectorización nuevo. Se dijo que “gracias a la CM, el gobierno ha puesto a disposición de Sepes una tramitación express que permitirá obtener licencia de obra y actividad como mucho en 4 meses, tan pronto haya una empresa interesada”. Parece que de nuevo hemos vuelto a la casilla de salida con SEPES y la Comunidad de Madrid? ¿A qué estamos jugando? ¿Hemos dado marcha atrás? ¿O es otra venta de humo más?
Respecto a esa ampliación de Indra, en octubre de 2009 se firmó un protocolo entre la empresa, Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Aranjuez. Lo último que supimos de este tema fue, cómo no, en diciembre de 2014, cuando se dijo que Indra seguía interesada en instalarse en Puente Largo, que estaba dando los pasos precisos para estar en disposición financiera y adquirir los terrenos. Dos años después, y año y medio de su gobierno por medio, ¿qué ha sucedido para que esta empresa siga sin ampliar sus instalaciones? De Cabezadas poco más nos dijeron, ya que en febrero estaban pendientes de sentencias. Y vaya si llegaron, y de qué manera. Una sentencia que nos condenaba a pagar más de 12 millones de euros (más los correspondientes intereses) y de la que hablaremos más adelante. Por último, el PERI de la estación, del que seguimos esperando la modificación de dichos planeamientos para hacerlos viables… En resumen, la vida sigue igual, seguimos vendiendo humo mientras las localidades vecinas se frotan las manos, esperando la próxima “deslocalización”.
El crecimiento de Aranjuez, no obstante, también debe ser concebido como organización estructural de la ciudad. Y entendemos, y así lo entendió también usted, que debe vertebrarse en torno a los barrios. El Ayuntamiento, como administración más cercana a los vecinos, debe velar por un mantenimiento adecuado, continuado, distribuyendo la cuantía de las inversiones en virtud de sus necesidades, por lo que es indispensable mantener un contacto fluido con su tejido asociativo. En los últimos 10 años ha habido una serie de inversiones por parte de la administración regional (Prisma) nacional (planes Feil 2009 y 2010) y más recientemente regionales y europeos correspondientes a los planes Prisma y Feder por una cuantía de 15 millones. Por cierto, siempre obvia usted los 3,5 pendientes del prisma anterior, por lo que o bien están incluidos en esa cantidad o bien no los considera. Muy extraño. Dicha inversión supone una oportunidad para mejorar aquellas zonas aquejadas de problemas de abandono, desconexión con la trama urbana o carencia de infraestructuras. Pero también supone un compromiso de participación, que en el caso de los eDUSI o Feder es condición sine qua non para poder acceder a las ayudas. En otros municipios llevan meses con trámites de información para los vecinos como paso previo a la obtención de las ayudas. En municipios como Parla tienen ya ultimados 40 proyectos consensuados y decididos por vecinos a través de encuestas colgadas en su web municipal y reuniones de grupos de trabajo entre técnicos municipales y colectivos. En nuestro municipio, que va a apostar por la co-financiación con el Plan Prisma, y tendrá que encajar las actuaciones previstas en este plan en los requisitos para acceder a los fondos europeos, no se ha dado ese proceso, al menos no con esa potencia. La participación no consiste en convocar decenas de consejos, consiste en que esos consejos sirvan para sus propósitos. Solamente hemos tenido una reunión de la comisión de obras para hablar de los proyectos, esos que otros municipios ya tienen terminados, y ha habido asociaciones que se han quejado de falta de información. Desde acipa hemos tenido que suplir esa carencia, hemos hecho esa labor que debería haber realizado el equipo de gobierno. Nos consta que han tenido reuniones con asociaciones, pero también hemos constatado que el desconocimiento del alcance de los proyectos en sus barrios y de los trámites de elaboración de los mismos es generalizado. Vamos a velar para que la información llegue a todos ellos, para que ningún barrio se quede fuera del reparto de inversiones, como ya sucedió con la Montaña en el caso de los fondos Feil y Prisma hace dos legislaturas. Existe una evidente desafección a este respecto en determinadas zonas de Aranjuez, que ven que pagan impuestos y no reciben los servicios que cualquier ribereño merece, viva donde viva.
Y si hablamos de barrios, tenemos que hablar de convivencia y seguridad ciudadana. El incivismo y el vandalismo, siguen muy presentes en Aranjuez. En mayo presentamos una propuesta para que se pusiera en marcha un plan específico de concienciación, prevención y rápida subsanación de actos vandálicos. Un plan también dirigido a atajar conductas que atentan contra la convivencia, como el botellón, o la no recogida de heces caninas. El tema del botellón, espoleado por la ineficiente represión de la venta de alcohol a menores, ha alcanzado dimensiones nunca vistas en áreas emblemáticas como calle de la Reina, por no hablar de los problemas de suciedad en zonas más céntricas, tales como orines y basura. No se trata de restringir libertades, se trata de que el ocio y las fiestas sean compatibles con la convivencia pacífica. Paliar estos problemas cuesta muchísimo dinero anual a los Ribereños, cosa tanto más preocupante en tiempos de graves dificultades económicas y se debe abordar esta lucha desde la perspectiva de la sensibilización, pero también desde la aplicación de medidas disuasorias, realizando un mapeado de puntos negros que recurrentemente son vandalizados, ahorrando también en el coste de recogida de residuos. La respuesta de ustedes fue decir que Aranjuez no era el Bronx … Por lo visto hay que esperar a que Aranjuez se transforme en una ciudad sin ley para poder actuar.
En el mismo sentido tenemos que hablar del fenómeno de la ocupación, de usurpación de viviendas, de la guetificación de los espacios públicos aledaños. No se trata ya solo de aquellos problemas largamente enquistados de Regalada, Glorieta del Clavel, Zorzales, Victoria Khami o Cáritas, sino de problemas en barrios como la Montaña y Agfa, donde se han producido estos fenómenos. Por esa razón solicitamos la creación de un operativo policial específico para prevención y control de las ocupaciones, con la pertinente coordinación entre cuerpos de seguridad e instituciones públicas. A pesar de su aprobación, y de lo dicho por usted esta mañana, estos fenómenos siguen produciéndose. Este verano nos hicimos eco de un informe que hablaba de un repunte de la criminalidad en 2015, el segundo más importante en las ciudades de más de 50.000 habitantes. Pese a ser un municipio muy seguro, este repunte fue de un 10,1 por ciento. Usted nos acusó de no hablar con propiedad, descargando toda la responsabilidad en la delegación de gobierno, obviando que usted misma en marzo de 2015 le echó toda la responsabilidad al anterior equipo de gobierno, sin matices, y por un incremento menor en 2014, de un 8,3 por ciento. Parece que cuando gobiernan los culpables de lo malo siempre son otros.
Hoy ha hablado de la importancia del sector servicios, uno de los principales motores de Aranjuez, y estamos de acuerdo. Un sector que ha sufrido especialmente la crisis desde 2008, la aplicación de políticas equivocadas y además muy sensible a las planes de movilidad desarrollados en estos últimos 15 años. En 2003 se hizo un estudio sobre el tejido comercial arrojando como resultado que las principales medidas para revitalizar el sector pasaban casi en un 100% por la creación de un parking, por la rehabilitación de viviendas, por la mejora de accesos y en por la mejora de la imagen corporativa. Desde entonces se han construido dos parkings subterráneos, uno infrautilizado como el de Valera, que muchos visitantes son incapaces de encontrar, y el otro cerrado, pendiente de una modificación del Plan General que no han sido siquiera capaces de plantear, en 18 meses. En cuanto a la rehabilitación, desde acipa lo tenemos claro. Sin unas políticas decididas encaminadas a la rehabilitación del casco histórico, que frenen su galopante deterioro, el envejecimiento de su población y mejoren sus posibilidades, no habrá una recuperación efectiva del comercio tradicional. No en vano, de las tres propuestas que han venido en los últimos 20 meses para poder tener acceso a planes de rehabilitación ministerial, dos han sido de acipa. Nos parece que se podría haber hecho mucho más en este ámbito, impulsando la explotación comercial y turística en las zonas aledañas a Palacio, la propuesta que le hicimos de sacar a licitación los locales comerciales disponibles y sin actividad de titularidad municipal, en condiciones ventajosas. Lamentablemente, no solo NO lo han hecho todavía en año y medio, sino que ni siquiera se han limpiado los portales y escaparates de los comercios cerrados, como también les solicitamos.
Actualmente está muy ligado el concepto de ocio y comercio. Y son muchos los ribereños que cada fin de semana salen de Aranjuez con destino a Getafe o Toledo, para ir a sus grandes superficies y centros de ocio. Y mientras tanto, aquí tenemos una infraestructura, propiedad de la SAREB, que puede generar hasta 1000 puestos de trabajo y ser una enorme fuente de ingresos para las arcas municipales, como el Aranjuez Plaza, con más de 55.000 metros de SBA y alrededor de 200 locales. Creemos que el Ayuntamiento de Aranjuez debe abandonar su postura pasiva, la apertura de este centro no depende solo de una rotonda, sino también de un trabajo previo por su parte, ante un sector que está recuperándose de la crisis, en el que empresas extranjeras están invirtiendo, con las que deberían ustedes ponerse en contacto, rescatando centros que estaban cerrados o languideciendo. Creemos que su puesta en marcha significaría un revulsivo para el barrio de la Montaña y para toda la ciudad, a la vez que abriría la posibilidad de que los comerciantes locales pudieran acceder a locales y gestionarlo, así como la introducción de nuevos usos en el mismo. Nuestro Ayuntamiento debería ir más allá de la reclamación de las rotondas, por otra parte imprescindibles no solo para la Montaña sino a los nuevos ámbitos previstos en Puente Largo. Deberían revisar el plan de movilidad de 2006, diseñado cuando Aranjuez tenía 14.000 habitantes menos, cuyas medidas a “corto plazo” se han acabado recientemente, estudiando qué impacto han tenido sobre la dinámica de ventas del tejido comercial del casco. Los comerciantes deberían ser partícipes de las decisiones que a este respecto se tomen, con la puesta en marcha del consejo de tráfico y movilidad.
Nos alegra de que hablen del emprendimiento, de la creación de un espacio ligado a la universidad, el trabajo compartido, las nuevas tecnologías, pese a que nos votaran en contra nuestra propuesta por considerarla “caduca y anticuada”.
Necesitamos la potenciación definitiva del turismo íntimamente ligado al Patrimonio. De esta legislatura no puede pasar la aprobación definitiva del Plan de Gestión del Paisaje. Tienen, tenemos la obligación de ser capaces de conciliar y coordinar la actuación de todas las instituciones con presencia en nuestra ciudad, con una visión sobre Aranjuez. Hemos denunciado muchas veces la degradación de nuestro Paisaje, de nuestros Sotos, la presencia de asentamientos chabolistas en áreas de especial protección. Nos hemos encontrado con la extraordinaria lentitud de las administraciones para solventarlo, la municipal incluida. El casco histórico presenta manzanas enteras en estado de ruina inminente, tenemos tres enclaves presentes en la nada honrosa lista roja de Patrimonio que elabora Hispania Nostra, como los Cuarteles de guardias Walonas y Españolas, el Hospital de San Carlos (que esperamos sea puesto en valor cuanto antes por la URJC) y el Mar de Ontígola, cuya titularidad se la pasan como si fuera una pelota la CHT y Patrimonio del Estado, sin que a día de hoy sepamos qué pasa con la inversión de 25 millones de euros prometida. Seguimos esperando las pasarelas del Puente Verde, Puente de la Reina y Embocador. Pasemos de una vez de los papeles a los hechos. Trabajemos para que el Real Cortijo de San Isidro se incluya en la declaración de Patrimonio Mundial. Recuperemos para Aranjuez Sotomayor y la Casa de la Monta. Un proyecto que preveía la “creación de 350 puestos de trabajo que iba a contar con uno de los centros más importantes del mundo de cría, competición y exhibición ecuestre del mundo, uso agropecuario histórico, spa, gimnasios, restaurantes, salones de usos múltiples, pistas de pádel, tenis y un campo de golf”. Y esto no lo decimos nosotros, lo decían ustedes mismos en marzo de 2011 en su revista municipal. Posteriormente, al pasar a la oposición, abominarían de este proyecto. Hemos tenido que ser los grupos de acipa e In-par los que le recordáramos que desde Aranjuez debíamos tomar la iniciativa, toda vez que el anterior proyecto, ese que tanto les gustaba entonces, no cumplía con los requisitos medioambientales. Señores del equipo de gobierno, salgan de la pancarta y empiecen a construir realidades.
Realidades como las que les hemos propuesto en materia de recuperación del turismo, y que, como casi todo, sigue sin materializarse. Vemos como en la estación hay estancias recuperadas completamente vacías sin que se materialice el compromiso para instalar un centro de recepción para visitantes, seguimos sin el centro de interpretación, por seguir nuestra web turística municipal sigue ofreciendo sus contenidos estrictamente en castellano, cuando ha pasado medio año desde que lo propusimos. ¿Un Ayuntamiento que no es capaz siquiera de colocar una estantería con planos en la estación para que nuestros turistas no se pierdan, va a ser capaz de hacer una propuesta turística integral que aúne deporte, ocio, cultura, gastronomía, etc…?
Y si hablamos de patrimonio, turismo y actividad económica no podemos olvidar el río Tajo. Como decíamos, su lamentable estado, sus sotos, la calidad de sus aguas y el futuro de las actividades ligadas a él es una preocupación compartida. Tenía ante usted el reto de aunar bajo una sola voz la defensa de nuestro río, algo que ha sido capaz de hacer la Asamblea del Tajo a pesar de que estemos presentes miembros de todas las ideologías. Por desgracia, la tentación del partidismo y de la pancarta ha sido demasiado fuerte y tenemos que decir que la unidad de acción en torno al Tajo se ha perdido. Hace unas semanas se aprobó una PNL en la Asamblea de Madrid sobre nuestro río. Habría sido mucho pedir que una propuesta así se aprobara por unanimidad, pero se dio la paradoja de que una de las propuestas aprobadas, la de solicitar una inversión anual de al menos 500.000 euros por parte de la Confederación para actuaciones de limpieza y recuperación de cauce y riberas, fue votada en contra no una, sino dos veces por el equipo de gobierno de Aranjuez, mientras que sus compañeros de Madrid en cambio sí valoraron su importancia. Se dijo que los que votamos a favor de esa medida queríamos poco menos que vender el agua y el Tajo. Y lo mismo en caso contrario, los que allí lo rechazaban aquí lo apoyaron. En suma, un asunto en el que deberíamos ir de la mano se convierte en campo de batalla político. No les hemos escuchado nada sobre iniciativas vitales para la supervivencia de actividades como la pesca como la limpieza y dragado de tramos como los de la ría o aguas abajo hasta la Junta de los ríos, así como tampoco sabemos nada del escenario de pesca que propusimos en la calle Tilos, que podría ser uno de los mejores de España y recuperaría un espacio emblemático en los históricos paseos de la Romana y Angostillo, generando actividad económica. También seguimos esperando a Tragsa y sus medios para limpiar los desastrosos efectos de la tormenta del 30 de agosto que tuvieron que quitar pescadores, piragüistas y vecinos con sus propias manos, y que ustedes prometieron para el pasado mes de enero. Claro, que no especificaron de qué año…
En suma, Hablamos de temas esenciales que debían encontrar solución en esta legislatura. No los únicos, claro, pues quedan aquellas cuestiones que forman parte del proyecto político de un gobierno. Señora alcaldesa, usted nos acusa reiteradamente de bloquear su proyecto político. Una afirmación que no es cierta, lo primero porque nunca ha estado en nuestro ánimo bloquear nada, y porque para que podamos bloquear algo usted debería primero tener un proyecto. No sabemos si es que no se esperaba lo que iba a encontrar, pero eso no es excusa, usted ya ha gobernado anteriormente. Son ustedes conscientes de su minoría numérica y en lugar de reforzar su capacidad de diálogo, han preferido vaciar de contenido su participación en los plenos municipales, cargando el peso de la acción política en la Junta de gobierno. Plenos de los que no se ejecuta la mayoría de propuestas aprobadas. Con todo, esta preocupante carencia de iniciativa la advertimos en la gestión económica. Se ha avanzado tanto en la mala dirección y se ha adquirido una inercia tan perniciosa que la generación de deudas solo se detendrá si se adoptan posturas enérgicas. Se lo advertimos hace casi un año, en marzo. La consultoría independiente AFI nos situaba como uno de los peores de España en calificación crediticia, con un 12 sobre 100, y entre municipios intervenidos o en situación de impago. Gandía o Puerto Real, que nos preceden, están intervenidos por el estado. La respuesta de ustedes fue, como siempre, la de matar al mensajero. Nos acusaron de apoyarnos en documentos sin rigor, de intentar socavar la imagen del equipo de gobierno, de ahuyentar inversores… Eso sí, cuando ustedes, en el pleno extraordinario de agosto para pegar otra patada al balón de la deuda y el que venga detrás que arreara, dijeron que los que no apoyamos la medida seríamos los responsables de que no se pudiera pagar ni la luz de las calles… ¿Quién sembraba alarma, nosotros o ustedes? Eso por no hablar de la responsabilidad, que por lo visto era de los que nos negábamos a que se subieran los impuestos y tasas, y no de los que durante 37 han hundido una ciudad con todos los condicionantes para ser próspera.
Aranjuez atraviesa una depresión económica, y una subida de impuestos sería letal para muchas familias y comerciantes. Ya pusimos de relieve la magnitud de esfuerzo fiscal, la presión fiscal dividida entre la renta per cápita, y este dato en cuanto al IBI es el séptimo más alto de las 20 mayores ciudades madrileñas. No haría falta hablar de este parámetro cuando tenemos una partida en los presupuestos de 3.000 euros para subvencionar el pago de ese IBI que es casi una bicoca, escuchando a algunos. Y esos 11 millones de euros que ustedes querían refinanciar, perdón, querían estirar como el chicle para que lo pagaran los del futuro, como los que nos precedieron han hecho con nosotros, no eran mayoritariamente producto de gastos imprevistos, sino de esos planes de saneamiento con condiciones que no podemos cumplir. De ahí esa intervención por cinco años de los presupuestos. Nos hemos desviado tanto de la senda de la ortodoxia fiscal, que según la Autoridad independiente de Responsabilidad Fiscal, Aranjuez se encuentra en riesgo muy alto de insolvencia y necesitaríamos más de 25 años para solucionar nuestra situación financiera, y eso en el caso de que encontráramos la buena dirección.
Las magnitudes macroeconómicas de nuestra ciudad son dignas de una película de terror, con una deuda comercial capaz de comerse casi un presupuesto entero (38 millones de euros) seguimos estando en el pódium de los municipios con mayor tasa de paro regional, solo por detrás de Parla y Arganda, y ya ni siquiera cabe ese relativo consuelo de que la tasa de paro en Aranjuez subía porque la mayoría de ribereños trabajaban fuera.
Y si produce escalofríos la situación de las cuentas de nuestro municipio, no le va a la zaga la situación de las empresas de capital público adesa y savia, la primera absorbida y la segunda en concurso de acreedores, cuyo futuro tendremos que abordar próximamente. La inexistencia del proceso de traspaso de poderes entre el anterior equipo de gobierno y el actual, por puro sectarismo, generó una situación de impás de devastadoras consecuencias, impidiendo que se abordaran los problemas de manera ágil, en un contexto de cierre programado para 1 de diciembre de 2015. Consecuencias que han padecido los trabajadores de ambas entidades en forma de impagos que permanecen aún hoy. La situación de estas entidades, sobre todo la de la sociedad Savia, con un pasivo en torno a los 20 millones de euros, condicionará en cualquiera de sus vías la acción política a desarrollar durante la legislatura.
Y mientras tanto, a consecuencia de una deficiente gestión política durante décadas, las sentencias millonarias siguen cayendo como losas en el consistorio. Incocasa, Maconsa, otros 10 millones de euros, más 1,4 de intereses, sentencias a favor de trabajadores municipales… con el colofón que ha supuesto la de Cabezadas, más de 12 millones de euros más intereses, que se ha recurrido, casi más que como una huida hacia delante, sin detallarnos sobre qué argumentos jurídicos se ha producido este recurso. Los desembolsos adicionales de dinero desvían enormemente las magnitudes económicas que debemos mantener estables, y nos obligan a redactar planes económico-financieros que hasta la fecha no han sabido analizar las razones por las cuáles una ciudad que podría ser lo que quisiera, turística, industrial, de servicios, agrícola, organizadora de congresos, de grandes eventos deportivos… ha acabado siendo una ciudad cuya economía pende de un hilo, acosada por las deudas, los acreedores comerciales y los bancos.
No queremos acabar de una forma tan derrotista. Somos conscientes de la gravedad de la situación, y a estas alturas lanzar los dedos acusadores contra todo lo que mueve, es perder el tiempo, y no estamos para perderlo. No podemos estar permanentemente mirando por el retrovisor, aunque todos debemos ser responsables de nuestros actos. Aranjuez tiene futuro, pero como ya dijimos en agosto, se ha avanzado tanto por sendas equivocadas que hace falta una mano de hierro para enderezarlo. Y esta disciplina nos la tenemos que autoimponer porque la imposición desde fuera sencillamente no es una posibilidad siquiera a considerar. Han sido 18 meses complicados para todos, pero no podemos permitirnos que el ruido de fondo nos distraiga. Los retos empiezan de nuevo el 2 de enero, y como decíamos al principio, ustedes solos no pueden. No entiendan la sana y legítima crítica como ataques, ni como bloqueos. Hemos tomado todos los grupos en aras del bien común decisiones que se podían alejar de nuestros postulados iniciales, todos nos hemos dejado pelos en la gatera sin importar el coste de ello. Simplemente, déjense ayudar, porque dialogar ni es claudicar, ni significa que le gobernemos desde la oposición.


 
 
Todo el 2018
Todo el 2017
Todo el 2016
Todo el 2015
Todo el 2014
Todo el 2013
Todo el 2012
Todo el 2008
Todo el 2007
Todo el 2006
Todo el 2005
Todo el 2004
   
DEBATE ESTADO DEL CORTIJO DE SAN ISIDRO AÑO 2013
DEBATE ESTADO DEL MUNICIPIO AÑO 2013
AÑO 2012
AÑO 2008
AÑO 2006
         
     
 
 
   
 
Agrupación Ciudadana Independiente
para Aranjuez
Plaza de la Constitución, S/N
28300 Aranjuez (Madrid)
  Tel: (+34) 918 923 291
Fax: (+34) 918 923 291
e.mail: acipa2003@gmail.com